domingo, 7 de noviembre de 2010

Diferencia entre un virus, un gusano y un troyano


A la hora de hablar de virus de ordenador la mayoría de la gente se refiere equivocadamente a los gusanos y a los caballos de Troya como si fueran virus.
Aunque los términos troyano, gusano y virus se utilizan a menudo alternativamente, no son iguales. Los virus, los gusanos y los caballos de Troya son todos programas malévolos que pueden causar daño a tu ordenador, pero hay diferencias entre los tres, y saber esas diferencias puede ayudarte a proteger mejor tu ordenador contra sus efectos, a menudo, muy perjudiciales:


¿Qué es un virus informático? - Definición de virus informático

Un virus informático es un programa o software que se autoejecuta y se propaga insertando copias de sí mismo en otro programa o documento.
Un virus informático se adjunta a un programa o archivo de forma que pueda propagarse, infectando los ordenadores a medida que viaja de un ordenador a otro.
Como los virus humanos, los virus de ordenador pueden propagarse en gran medida: algunos virus solo causan efectos ligeramente molestos mientras que otros pueden dañar tu hardware, software o archivos.
Casi todos los virus se unen a un fichero ejecutable, lo que significa que el virus puede estar en tu ordenador pero no puede infectarlo a menos que ejecutes o abras el programa infectado. Es importante observar que un virus no puede continuar su propagación sin la acción humana, (por ejemplo ejecutando un programa infectado).
 La gente contribuye a la propagación de los virus, muchas veces sin saberlo, al compartir archivos infectados o al enviar e-mails con virus como archivo adjunto en el email.
La inserción del virus en un programa se llama infección, y el código infectado del archivo (o ejecutable que no es parte de un archivo) se llama hospedador (host).
Los virus son uno de los varios tipos de Malware o software malévolo.
Algunos virus tienen una carga retrasada, que a veces se llama bomba. Por ejemplo, un virus puede exhibir un mensaje en un día o esperar un tiempo específico hasta que ha infectado cierto número de hospedadores. Sin embargo, el efecto más negativo de los virus es su autoreproducción incontrolada, que sobrecarga todos los recursos del ordenador.
Debido a Internet, hoy en día son más comunes los gusanos que los virus. Los programas antivirus, diseñados originalmente para proteger los ordenadores contra virus, se han ampliado para cubrir gusanos y otras amenazas tales como el Spyware.

¿Qué no es un virus?

En Breve

  • Muchas veces creemos que nuestros problemas informáticos se deben a virus. Los siguientes problemas normalmente no están causados por virus:
Muchas veces creemos que nuestros problemas informáticos se deben a virus. Los siguientes problemas normalmente no están causados por virus:
  • Problemas de hardware. No existen virus que puedan dañar el hardware físicamente.
  • El ordenador produce un pitido al ponerlo en marcha y en la pantalla no aparece nada. La mayoría de las veces esto se debe a un problema de hardware durante el proceso de arranque.
  • El ordenador no registra parte de la memoria convencional. Esto puede ser por causa de un virus, pero no es seguro, ya que algunos controladores del ordenador pueden estar utilizando parte de esta memoria.
  • Con dos programas antivirus instalados, uno detecta un virus y el otro no. Puede tratarse de un virus, pero también puede ser que uno de los programas antivirus detecte al otro programa en la memoria.
  • Macros. Al abrir un documento de Microsoft Word te sale un aviso de que un documento contiene macros. Las macros no tienen porqué ser virus.
  • No puedes abrir un archivo. Si no tienes problemas abriendo otros archivos, puede ser que el archivo que no puedes abrir esté dañado.
  • La etiqueta de un disco duro ha cambiado. Las etiquetas de disco duro pueden cambiarse mediante el comando Label de DOS o desde Windows y no tiene porqué deberse a un virus.

Qué es un worm o gusano informático - Definición de worm o gusano

Un worm o gusano informático es similar a un virus por su diseño, y es considerado una subclase de virus.  Los gusanos informáticos se propagan de ordenador a ordenador, pero a diferencia de un virus, tiene la capacidad a propagarse sin la ayuda de una persona. Un gusano informático se aprovecha de un archivo o de características de transporte de tu sistema, para viajar.
Lo más peligroso de los worms o gusanos informáticos es su capacidad para replicarse en tu sistema, por lo que tu ordenador podría enviar cientos o miles de copias de sí mismo, creando un efecto devastador enorme. Un ejemplo sería el envío de una copia de sí mismo a cada uno de los contactos de tu libreta de direcciones de tu programa de email. Entonces, el gusano se replica y se envía a cada uno de los contactos de la libreta de direcciones de cada uno de los receptores, y así continuamente.
Debido a la naturaleza de copiado de un gusano informático y de su capacidad de viajar a través de redes el resultado final, en la mayoría de los casos, es que el gusano consume demasiada memoria de sistema (o anchura de banda de la red), haciendo que los servidores y los ordenadores individuales dejen de responder.
En ataques de gusano recientes, como el del gusano Blaster Worm, el gusano está diseñado para hacer un túnel en tu sistema y permitir que usuarios malévolos controlen remotamente tu ordenador.

Qué es un troyano informático - Definición de troyano

Un troyano informático, caballo de Troya o Trojan Horse está tan lleno de artimañas como lo estaba el mitológico caballo de Troya del que se ha tomado el nombre.
A primera vista el troyano parece ser un programa útil, pero en realidad hará daño una vez instalado o ejecutado en tu ordenador. Los que reciben un troyano normalmente son engañados a abrirlos porque creen que han recibido un programa legítimo o archivos de procedencia segura.
Cuando se activa un troyano en tu ordenador, los resultados pueden variar. Algunos troyanos se diseñan para ser más molestos que malévolos (como cambiar tu escritorio agregando iconos de escritorio activos tontos), mientras que otros pueden causar daño serio, suprimiendo archivos y destruyendo información de tu sistema.
También se conoce a los troyanos por crear puertas traseras o backdoors en tu ordenador permitiendo el acceso de usuarios malévolo a tu sistema, accediendo a tu información confidencial o personal.
A diferencia de los virus y gusanos, los troyanos ni se auto replican ni se reproducen infectando otros archivos.

Fuente:

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada